Home Page > Blog > Reciclar para respetar el medio ambiente y vivir mejor: todas las ventajas del reciclaje de plástico

Reciclar para respetar el medio ambiente y vivir mejor: todas las ventajas del reciclaje de plástico

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Reciclar para respetar el medio ambiente y vivir mejor: todas las ventajas del reciclaje de plástico</span>

 

El reciclaje de plásticos es sin duda la mejor opción que tenemos para reducir la contaminación, ahorrar materias primas y proteger el medio ambiente y a nosotros mismos de los efectos negativos de la dispersión de residuos en la naturaleza y en el mar.

Esta posición también se ve confirmada por las directivas de la Comunidad Europea, que en 2015 adoptó un plan de acción que tiene como objetivo facilitar la transición de Europa hacia una economía circular, en la que los residuos no simplemente se eliminan, sino que se envían al reciclaje, para convertirse en materia prima para su posterior desarrollo. producciones.

No es casualidad que, en el plan de acción de la UE, el sector del plástico se identifique como una de las áreas prioritarias en las que invertir para conseguir este resultado. Las razones para fomentar y fomentar el reciclaje de plástico son, de hecho, muchas. Aquí están los 5 principales:

  1. El reciclaje de plástico nos permite defender la naturaleza, las especies animales y a nosotros mismos: el plástico que se dispersa en el medio ambiente o se desecha en los vertederos tarda siglos en degradarse, y cuando lo hace, aún contribuye a generar contaminación, descomponiéndose en microplásticos perjudiciales para la salud de animales y humanos. Arrancar el plástico para su reciclaje, clasificar correctamente los residuos municipales y eliminar los residuos industriales de acuerdo con la ley, es fundamental para prevenir este riesgo y evitar que el plástico, disperso en la naturaleza o en el mar o almacenado en vertederos, se convierta en una pesada herencia para generaciones futuras.
  2. El reciclaje de plásticos ahorra recursos y materias primas: los plásticos se producen a partir de materias primas no renovables cómo el petróleo y el metano. Eso significa que su producción es muy “cara”, a nivel ambiental, porque se basa en recursos que se han creado a lo largo de los milenios y que no pueden ser reemplazados una vez agotados. Si pensamos que ser requieran 900 litros de aceite para producir una sola tonelada de plástico,así así como una cantidad importante de agua y energía, la importancia del reciclaje se hace evidente. 
  3. El reciclaje de plástico combate la contaminación y limita el uso de vertederos: la industria minera de combustibles fósiles es altamente contaminante y tiene un fuerte impacto en el medio ambiente, porque las actividades de refinación de petróleo producen sustancias potencialmente peligrosas. También por este motivo es importante intentar recuperar el plástico usado en la mayor medida posible, confiándolo a centros avanzados de reciclaje que puedan transformarlo en materia prima secundaria. Además, la recogida selectiva y el reciclaje son la mejor arma a nuestra disposición para frenar el llenado de los vertederos, que a su vez son posibles fuentes de contaminación. Se estima que, solo en 2018, la recogida selectiva evitó que unos 34 millones de metros cúbicos de residuos acabaran en los vertederos italianos: trabajar para aumentar estas cifras es fundamental para mejorar la calidad del aire y el suelo y proteger mejor la salud de todos.
  4. El reciclaje de plástico permite limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera: el proceso de producción de plástico produce importantes cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (etano, monóxido de dinitrógeno,) que se emiten a la atmósfera en todas las fases del aceite. extracción, transporte, refino, procesamiento de polímeros y su distribución en el mercado. Los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera son los principales culpables del cambio climático y el calentamiento global, por eso es necesario hacer todo lo que esté a nuestro alcance para intentar frenar este fenómeno. Reciclar plástico nos permite dar una respuesta concreta a esta necesidad: el proceso de reciclaje, que nos permite obtener plástico que se puede utilizar para nuevas aplicaciones, produce una cantidad de emisiones significativamente menor que el proceso de producción de “nuevos” materiales plásticos.
  5. El reciclaje de plástico alimenta una cadena de suministro que crea valor y empleo: los beneficios para el medio ambiente, los animales y la salud humana no son los únicos aspectos positivos del reciclaje de plástico. Optar por incentivar el reciclaje y limitar la entrega de residuos a los vertederos también nos permite crear modelos de desarrollo virtuosos que repercuten positivamente en la sociedad en su conjunto. La asociación PlasticsEurope, formada por productores de plásticos, estima que detener el vertido de materiales reciclables y recuperables crearía más de 300.000 puestos de trabajo en el sector, alimentando una cadena de suministro que afecta no solo a los centros de reciclaje, sino también a las industrias que utilizan plástico reciclado para darlo. nueva vida. Si pensamos que 67 botellas de agua pueden, después del reciclaje, convertirse en el relleno de un edredón doble, o que 700 botellas de detergente y 1000 bolsas de la compra pueden convertirse en una cabaña de playa, queda claro cuál es el potencial relacionado con el reciclaje y lo importante que es explotarlos económicamente.
 

¿Quiere saber más sobre los beneficios del reciclaje de plástico?
Descargue nuestra infografía y contáctenos para descubrir cómo CAMEC puede ayudarlo a administrar los desechos de manera eficiente y sostenible.

  Descargar

Cerca