INTRODUCCIÓN: QUÉ ES EL RECICLAJE DE RESIDUOS

El reciclaje de residuos es el conjunto de operaciones que permiten la reutilización de materiales específicos contenidos en residuos urbanos o industriales. Junto con las actividades de recogida selectiva y reutilización, el reciclaje de residuos contribuye de forma decisiva al ahorro energético y a la reducción de emisiones contaminantes que alteran el medioambiente.

Gestionar los residuos de forma consciente es de fundamental importancia porqué representan un recurso que no debe ser subestimado en cuanto a necesidades energéticas y eco-sostenibles.

El reciclaje de residuos forma parte de la actividad de gestión de residuos más compleja. El término indica el conjunto de políticas, procedimientos o metodologías encaminadas a gestionar todo el proceso de residuos, desde su producción hasta su destino final, pasando por la fase de recogida, transporte, tratamiento (valorización o disposición) hasta su reutilización/reciclaje, generalmente producidos por la actividad de consumo, en un intento de reducir sus efectos sobre la salud y el impacto sobre el medio ambiente. La correcta gestión de los residuos peligrosos y no peligrosos, de origen urbano o especial, forma parte de los principios que la UE ha definido en su Reglamento y Directivas específicas.

EL PROCESO DE RECICLAJE

Todos los residuos que se producen tanto por consumo doméstico como indústriales, son sometidos a la fase fundamental de recogida, tras la cual serán enviados a los distintos tratamientos en función del tipo de residuo.

La principal diferencia entre la recogida selectiva y la que no lo es, está relacionada con la sostenibilidad medioambiental en la actividad de los procesos de reciclaje; la recogida selectiva permite realizar una recuperación parcial de las materias primas que constituyen los residuos, actividad que se puede realizar mediante el proceso de recogida no selectiva.

En 2005, la Comisión Europea inició el proceso de reforma de la normativa sobre residuos, que dio lugar a la Directiva 2008/98/CE y en 2014 al Reglamento 2014/955/UE. La Unión Europea ha contribuido a definir un marco legal destinado a controlar todo el ciclo de los residuos, desde la producción hasta la eliminación de los mísmos, prestando especial atención a las actividades de recuperación y reciclaje.

En este marco, un aspecto fundamental es determinar el grado de prioridad que se le asignará a las actividades de eliminación de residuos.

El nivel de prioridad se determina en base a la sostenibilidad ambiental de los tratamientos, que son los siguientes:

  1. Prevención
  2. Preparación para su reutilización
  3. Reciclaje
  4. Recuperación de otro tipo, por ejemplo: recuperación de energía
  5. Eliminación

Según este principio, la prevención debe implementarse favoreciendo la reducción de la producción y la peligrosidad de los residuos, facilitando su reutilización, reciclaje y otras operaciones de recuperación. En la parte inferior se encuentra la zona de vertido que podrá ser reutilizada con el tiempo.

IL PROCESSO DI RICICLAGGIO

Conocer los métodos y tipos de materiales que estén sujetos a tratamiento de reciclaje es de fundamental importancia.

Sin embargo, son igualmente importantes las prácticas de prevención que deben adoptarse en relación con los residuos. 

El término prevención hace referencia a la necesidad de realizare cambios a nivel conductual, tanto a nivel individual como a nivel grupal.

Son muchas las acciones que se realizan todos los días a nivel individual para evitar la producción de residuos como, por ejemplo:  

  • Comprar objetos y/o artículos resistentes y no desechables.
  • Preferir productos con poco envase o en cualquier caso con envases fáciles de diferenciar
  • Evitar las bolsas de compra de usar y tirar dando preferencia a bolsas reutilizables. 
  • Preferencia por productos recargables como los detergentes rellenables que ahora se pueden encontrar en diferentes establecimientos
  • Beber agua del grifo en lugar de agua embotellada 
  • Reciclar los residuos domésticos, orgánicos, etc. Mediante su reciclaje.
  • No utilizar pañuelos de papel ni servilletas. 

El cambio necesario para adoptar una serie de comportamientos dedicados a la prevención de residuos no solo concierne a los usuarios individuales sino también a las pequeñas, medianas y grandes empresas comerciales.

Para estos, el cambio de comportamiento debe basarse en la consideración de todo el ciclo de vida de los productos-desde la extracción de la materia prima hasta su fabricación, desde el transporte hasta el uso, desde la transformación en residuo hasta la gestión de los mismos así como evaluar el impacto ambiental en las distintas opciones posibles.

Algunas de las estrategias posibles a implementar son:

  • La promoción del envase retornable por parte de usuarios y empresas comerciales
  • La introducción de la Tarifa de Higiene Ambiental (THA), que propone equilibrar el importe del impuesto a la cantidad de los residuos producidos.con mecanismos que traten de favorecer e incentivar al consumidor a reducir los residuos producidos. 
  • Circuito de recogida de alimentos que ya no sean comercializables pero si perfectamente comestibles, produciéndose su retirada y sean destinados a instituciones sin ánimo de lucro a fin de ser distribuidos a colectivos o personas en situación de vulnerabilidad.  
  • ECOSAGRE, desde una gestión respetuosa con el medio ambiente y la adopción de estrategias de Green Marketing, como por ejemplo la reducción del uso de materiales de un solo uso.
  • Reducir el volumen y peso de los materiales.
  • La reducción, en general mediante el reciclaje de los residuos de las empresas comerciales.

 

El reciclaje de materiales de desecho es una actividad de fundamental importancia ya que permite crear las denominadas materias primas secundarias, que consisten en el desecho por el procesamiento de materias primas o materiales derivados de la recuperación y reciclaje de residuos. Cuando utilizamos el término “secundaria primaria”, nos referimos a materias primas derivadas de residuos industriales de diversa índole.

La divisione riciclaggio di Camec

División de reciclaje de Camec

Descubra las máquinas y plantas llave en mano para el reciclaje de diferentes materiales.

Más información >

TRATAMIENTO DE RESIDUO

Existen diferentes tipos para el tratamiento de residuos.

Todas las tecnologías de tratamiento térmico son atribuibles a la aplicación de uno de estos tres procesos distintos:

  • Combustión
  • Gasificación
  • Pirólisis.

Estos procesos se distinguen entre sí principalmente por las diferentes condiciones operativas que tienen lugar, determinadas por los niveles de temperatura utilizados y por la presencia o ausencia de agentes oxidantes.

En particular, la combustión consiste en un proceso de oxidación rápida de sustancias orgánicas (combustibles) por la acción de un agente oxidante, generalmente compuesto por oxígeno presente en el aire. En el caso concreto del tratamiento de residuos, se identifica como “incineración”, haciendo referencia a su función principal, que es convertir sustancias que en puedan ser peligrosas o susceptibles a la putrefacción (en el caso de los residuos de consumo doméstico), o de característica nociva (es el caso de algunos residuos industriales) en compuestos gaseosos (dióxido de carbono, vapor de agua) y en residuos sólidos prácticamente inertes (cenizas)

A partir de la recuperación del calor contenido en los humos de combustión es posible, mediante un ciclo térmico de vapor convencional, producir energía térmica y/o eléctrica.

Los residuos no clasificados también se pueden reciclar mediante el tratamiento en frío de residuos. Este proceso en particular toma el nombre de tratamiento biológico mecánico (TBM), funciona separando los residuos residuales en dos partes, una fracción húmeda y una fracción seca. La primera se somete a un proceso biológico basado en la denominada digestión anaeróbica. En cambio, para la realización del compost se utiliza el tratamiento aeróbico.

En pocas palabras, la fracción húmeda se seca y después se utiliza como biocombustible. El resultado de la fracción húmeda tratada en las plantas TMB presenta una fermentabilidad reducida de hasta un 90%, garantizando la ausencia de producción de metano, que es altamente contaminante.

En cambio la fracción seca se convierte en combustible, derivado de residuos (RDF), para ser utilizado en fábricas de cemento, centrales eléctricas de carbón y plantas de conversión de residuos en energía.

LAS PLANTAS DE RECICLAJE

Existen diferentes tipos de plantas de reciclaje, se clasifican en función del material a eliminar.Cada una de ellas estará provista de diferentes máquinas que contribuirán al proceso de eliminación de residuos.

Los tipos de plantas disponibles son:

  • Planta RDF/CSS:está diseñada para la transformación de residuos industriales, domésticos y comerciales, con objeto de obtener combustibles alternativos: RDF (combustible residual) y CSS (combustible sólido secundario).
  • Planta de separación y trituración de r.s.u:para el tratamiento de residuos sólidos de consumo, desde la descarga de los residuos, hasta la producción de combustible sólido secundario. Está compuesto principalmente por cinco máquinas /equipos.
  • Planta para el tratamiento de los PFU (neumáticos después de su vida útil):permite obtener materia prima secundaria con partículas de diferentes tamaños, a la vez que separa otros componentes, como el acero y la fibra textil.
  • Planta para el tratamiento de residuos de RAEE (Residuos de Aparatos eléctricos y electrónicos)para la recuperación de material valioso con procesos semiautomáticos. Los RAEE son un recurso real cuyos volúmenes son comparables al mundo de la minería por la riqueza de estos materiales, como oro, plata, cobre, etc)
  • Planta para el tratamiento de plásticos rígidos:parachoques,relacionado con el reciclaje de componentes de automóviles: está expresamente diseñada para la transformación ,en gránulos, de esos plásticos , para ser utilizados como MPS (materia prima secundaria).
  • Plantas dedicadas a la eliminación de tóner:están diseñadas para separar los materiales de los plásticos que componen las carcasas.
  • Plantas para el tratamiento del papel: con máquinas dedicadas al reciclaje del papel y del cartón. Diseñadas también para procesos especiales de trituración, de documentación confidencial, siendo tratada previamente para proteger su contenido y posteriormente enviar al proceso de reciclaje el material triturado.
  • Plantas para el tratamiento de residuos hospitalarios: Altamente personalizadas, aplicando las más avanzadas y modernas tecnologías en el campo de la trituración.
  • Plantas diseñadas para el tratamiento y triturado de cables eléctricos: sector de alta rentabilidad ya que permite obtener materia prima, entre ellas el cobre, cuya demanda está en constante aumento.
  • Plantas para el reciclaje de madera: Es posible obtener nuevos materiales utilizados con fines industriales y también para la producción de energía renovable.
  • Plantas dedicadas a el tratamiento del cartón: estas son ampliaciones de las plantas para el tratamiento del papel.

LAS FASES DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS

La Recogida

Consiste en las operaciones de picking, clasificación y agrupamiento para el transporte, se reduce el volumen de residuos mediante operaciones de trituración y compactación que se realizan a bordo de los mismos vehículos que prestan la recogida.

El transporte

Se realiza con los medios adecuados para los distintos tipos de residuos.

La recuperación

Consiste en el conjunto de operaciones de reutilización o reciclaje que permiten recuperar material o energía.

Tratamientos de inertización y envasado

son operaciones que permiten neutralizar la peligrosidad de determinados residuos con el fin de hacerlos aptos para el transporte y su destino final

Disposición final

Los productos resultado de las distintas operaciones de recuperación o los materiales de los que no hay nada más que recuperar se envían para su disposición final que puede tener lugar en vertederos controlados, a cielo abierto o subterráneo, o por incineración.

De acuerdo con el Decreto Legislativo 152/06, Anexo B, es posible clasificar las actividades de tratamiento-disposicion de residuos de acuerdo con la siguiente subdivisión: 

  • D1: Depósito en el suelo (por ejemplo, vertedero)
  • D2: Tratamiento terrestre (por ejemplo, biodegradación de residuos líquidosI
  • D3: En profundidad (por ejemplo inyecciones de desechos bombeables en pozos, en domos de sal o fallas geológicas naturales)
  • D4: Lagunaje (por ejemplo, descarga de desechos líquidos o lodos en pozos, estanques o lagunas, etc)
  • D5: Tratamiento Sanitario, especialmente instalado (por ejemplo, sistematización en celdas estancas separadas cubiertas o aisladas entre sí)
  • D6: Descarga de desechos sólidos en el medio acuático, excepto inmersión. 
  • D7: Inmersión, incluido el enterrado en el subsuelo marino
  • D8: Tratamiento biológico que da lugar a compuestos o mezclas que se eliminan según alguno de los procedimientos enumerados en los puntos D1 A D12
  • D9: Tratamiento físico -químico que da lugar a compuestos o mezclas eliminados según algunos de los procedimientos en los puntos D1 a D12 (por ejemplo, secado, calcinación, etc.)
  • D10: Incineración en tierra
  • D11: Incineración en el mar
  • D12: Almacenamiento permanente (por ejemplo, colocar contenedores en una mina, etc)
  • D13: Agrupación preliminar antes de una de las operaciones contempladas en los puntos D1 a D12
  • D14: Reacondicionamiento preliminar antes de una de las operaciones mencionadas en los puntos D1 a D13
  • D15: Depósito preliminar antes de una de las operaciones contempladas en los puntos D1 a D14(excluyendo depósito temporal, antes de la recogida, en el lugar donde se produzca)
La divisione riciclaggio di Camec

División de reciclaje de Camec

Descubra las máquinas y plantas llave en mano para el reciclaje de diferentes materiales.

Más información >

LA IMPORTANCIA DE LA INTERVENCIÓN HUMANA

La presencia operarios especializados dentro de las plantas de reciclaje es fundamental junto al equipamiento de maquinaria tecnológicamente avanzada adecuada para el tratamiento específico de residuos que se vaya a llevar a cabo en dicha planta. 

Generalmente es responsabilidad de los operarios especializados realizar las siguientes actividades:

  • Transportar los desechos a las zonas de eliminación
  • Cargar y descarga de residuos
  • Comprobar el esto de los contenedores e informar de la necesidad de mantenimiento.
  • Conducir camión de la recolección de los residuos y supervisar controles de recolección de residuos
  • Recogida de los residuos de forma seleccionada
  • Organizar la recogida de residuos de industrias, zonas públicas o edificios
  • Realizar el mantenimiento ordinario o extraordinario de equipos, plantas y maquinaria
  • Gestionar y preparar el material necesario para la limpieza
  • Dividir el material a reciclar
  • Prever la recogida de residuos voluminosos. 
  • Realizar actividades administrativas
  • Vaciar y limpiar los cubos y cambio de bolsas de basura
  • Trabajos con maquinaria de limpieza
  • Recogida de desechos específicos
  • Limpieza de calles, aceras o jardines. 
En un proceso delicado como el de tratamiento de residuos, la implementación de nuevas y excelentes tecnologías  así como la intervención humana, resultan de crucial importancia para su óptimo y desarrollo y éxito

Cuéntenos su proyecto

Le daremos las soluciones más adecuadas para sus necesidades técnicas específicas

Contáctanos ahora